GRAMÁTICA: ¿Leer un libro? ¿Leerse un libro? ‘SE’ y los verbos de consumo

Hoy aprenderemos cómo usar correctamente LEERSE, COMERSE, BEBERSE y otros verbos de consumo en la forma pronominal. Muy pocos estudiantes usan correctamente estas formas y la verdad es que su uso está muy extendido en el español hablado. ¡No te pierdas esta lección! Recomendada para estudiantes de nivel intermedio y avanzado.


Lección en PDF + 2 ejercicios:


En algunas ocasiones, los hablantes nativos de español preferimos decir “comerse una manzana” en lugar de “comer una manzana”. Este es un fenómeno muy frecuente que ocurre con los llamados verbos de consumo, es decir, los verbos que indican que alguien consume un objeto. Estos verbos son comer, beber, tomar. También se puede aplicar a otros verbos como leer (consumir un libro).

1. COMERSE, BEBERSE, TOMARSE, LEERSE

Preferimos usar la forma pronominal del verbo cuando queremos decir que alguien consume algo por completo. En este sentido, se debe determinar la cantidad de objetos consumidos (el, una, dos, mis, estos… + objeto consumido). Aunque no es una regla “obligatoria”, este fenómeno está muy extendido en el español hablado, por lo que es muy recomendable usarla para sonar más natural.

(1) Tenía mucha hambre así que me comí 2 hamburguesas.

Significa: c
onsumí por completo 2 hamburguesas.

Si dices “comí 2 hamburguesas”, también es correcto, pero no suena tan natural.

(2) Yo me voy a tomar un tinto de verano, ¿y tú?

Significa: voy a consumir por completo un vaso de tinto de verano.

(3) ¡Eh! ¡Te has bebido mi zumo!
(4) Me leí el artículo que me recomendaste, pero la verdad es que me pareció una tontería.
(5) ¡Dejé un filete encima de la mesa y el perro se lo ha comido!

Si queremos especificar cuánto tiempo duró la acción, debemos usar la preposición EN, nunca durante, por

(6) Me leí ‘Guerra y Paz’ en una semana.
(7)
¡Se comió la paella entera en dos minutos!
(8) Se bebió la botella en un abrir y cerrar de ojos.

 

2. COMER, BEBER, TOMAR, LEER

Preferimos usar la forma no pronominal del verbo cuando no especificamos si el objeto fue consumido por completo. En este sentido, no se determina la cantidad de objetos consumidos.

(1) Yo creo que voy a comer paella. ¿Y tú?

No especificamos cuánta cantidad de paella.

(2) Ayer Carmen bebió mucho vino y hoy tiene resaca.

Bebió una gran cantidad de vino, pero no especificamos cuántos vasos exáctamente.

(3) Ayer estuvimos tomando café en el bar de la esquina.
(4)
Juan está en el salón, leyendo el periódico.

Estamos diciendo que Juan está leyendo algunas páginas del periódico.

Fácil, ¿verdad? Vamos a comprobar si lo has entendido con estos dos ejercicios:



También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Our time: 4:44am UTC