Verbo + que + ¿SUBJUNTIVO? ¿INDICATIVO?

En esta lección vamos a aprender una sencilla regla para saber si tenemos que usar subjuntivo o indicativo después de VERBO + QUE. Recomendado para estudiantes de nivel intermedio alto y avanzado.

Hay que perder el miedo al subjuntivo

El subjuntivo no es tan horrible como muchos estudiantes creen. En realidad, en la gran mayoría de contextos, hay palabras o combinaciones de palabras que simplemente, lo hacen aparecer. Es decir, hay detonantes del subjuntivo y si aprendemos cuáles son esos detonantes lo usaremos automáticamente. Eso lo hace mucho más fácil de aprender que los tiempos de pasado o ser y estar, donde es necesario una comprensión más profunda de su significado.

Uno de los escenarios más frecuentes donde podemos necesitar el subjuntivo es cuando tenemos un verbo seguido del nexo “que”. La elección del modo subjuntivo o indicativo va a depender del significado del verbo principal y también de si es una oración negativa, afirmativa o interrogativa.

Oraciones negativas (no + verbo + que)

Vamos a ver primero, qué pasa si es una oración negativa. Pues es muy fácil, con cualquier tipo de verbo, cuando es una negación, usamos el subjuntivo.

No creo que me necesites.
No me gusta que vayas solo.
No pensaba que el museo fuera tan grande.
No te pido que vayas a toda velocidad, pero ve un poco más rápido.
¡Nunca imaginé que fueras tan fuerte!

Oraciones no negativas. La importancia del significado del verbo principal.

¿Y qué pasa cuando no es una negación? Pues aquí, tenemos que prestar mucha atención al significado del verbo principal. Vamos a ver tres tipos de verbos según su significado que son esenciales para saber qué modo usar:

Verbos de comunicación
Decir, contar, escribir, explicar…
Verbos que significan COMUNICAR o TRANSMITIR una información.
Verbos de percepción
Ver, escuchar, sentir, notar, oír, enterarse…
Verbos que significan RECIBIR INFORMACIÓN o SENSACIONES a través de los sentidos.
Verbos de pensamiento
Pensar, soñar, creer, suponer, saber…
Verbos que significan RECIBIR o PROCESAR ideas con la mente.
Con estos verbos usamos el INDICATIVO cuando es una afirmación o una pregunta, que puede ser una pregunta negativa también

Ejemplos:

Alberto me dijo que tienes un nuevo trabajo.
Me acabo de dar cuenta de que es muy tarde, tengo que irme.
He oído que te vas de vacaciones a Roma, ¡qué bien!
¿Crees que algún día volveremos a estar juntos?
¿No sabías que Paula está saliendo con Pedro?

Usamos subjuntivo con el resto de verbos 

Con el resto de verbos, es decir, los que no son ni de comunicación, ni de percepción, ni de pensamiento, usamos SUBJUNTIVO, en cualquier caso (afirmación, negación, pregunta…)
Verbos de voluntad
Querer, desear, necesitar, esperar, conseguir…
Verbos de emoción
Gustar, odiar, dar miedo, lamentar…
Verbos de influencia
Pedir, prohibir, permitir, recomendar…
Verbos que expresan que el sujeto quiere influir en la opinión o en el comportamiento de otra persona.
Verbos que expresan duda y negación
Dudar, cuestionar, negar…
Verbos que cuestionan o niegan una información.

Ejemplos:

Necesito que vayas a la farmacia.
Te sugiero que tengas cuidado.
Lamento que no puedas asistir.
¿Te prohíben que lleves corbata?
Dudo que hoy haga calor.
¿No tienes miedo de que haya osos?
No me gusta que vayas solo.

Verbos con doble significado

Algunos verbos tienen 2 significados, uno de la primera categoría (comunicación, percepción y pensamiento) y otro no. Por ejemplo, ‘sentir’ puede ser un verbo de percepción:

Siento que hace mucho frío, no?

Pero también, ‘sentir’ puede ser un verbo de emoción, cuando significa ‘lamentar’.

Siento que haga tanto frío, es que no funciona la calefacción.

Por tanto, debemos elegir un modo u otro dependiendo del significado que estemos aplicando a ese verbo.

Ejercicio:

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Our time: 4:41am UTC